United NationsDepartamento de Asuntos Económicos y Sociales Desarrollo Sostenible
Temas

Cambio climático

Descripción

Para muchos, el calentamiento del sistema climático afectará a la disponibilidad de necesidades básicas como el agua dulce, la seguridad alimentaria y la energía, mientras que, del mismo modo, las iniciativas encaminadas a corregir el cambio climático, tanto mediante la adaptación como mediante la mitigación, fundamentarán y conformarán la agenda mundial para el desarrollo. Los vínculos entre el cambio climático y el desarrollo sostenible son fuertes. Los países pobres y en desarrollo, en particular los países menos adelantados, serán los más perjudicados y los menos capaces de hacer frente a las perturbaciones previstas en sus sistemas sociales, económicos y naturales.

La respuesta política internacional al cambio climático comenzó en la Cumbre para la Tierra, celebrada en Río de Janeiro en 1992, donde la “convención de Río” incluyó la adopción de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Esta Convención estableció un marco de acción destinado a estabilizar las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero (GEI) para evitar “interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático”. La CMNUCC, que entró en vigor el 21 de marzo de 1994, goza en la actualidad de una adhesión prácticamente universal con 197 partes. En diciembre de 2015, el 21er período de sesiones de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se reunió en París (Francia) y aprobó el Acuerdo de París, un acuerdo universal que trata de mantener el incremento de la temperatura global para este siglo muy por debajo de los 2 grados Celsius, con el objetivo de impulsar las actividades encaminadas a limitar el aumento de la temperatura a 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales.

En la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, los Estados Miembros expresan su compromiso de proteger el planeta contra la degradación y tomar medidas urgentes frente al cambio climático. En el párrafo 14 de la Agenda también se define el cambio climático como “uno de los mayores retos de nuestra época” y se muestra preocupación, ya que “sus efectos adversos menoscaban la capacidad de todos los países para alcanzar el desarrollo sostenible. La subida de la temperatura global, la elevación del nivel del mar, la acidificación de los océanos y otros efectos del cambio climático están afectando gravemente a las zonas y los países costeros de baja altitud, incluidos numerosos países menos adelantados y pequeños Estados insulares en desarrollo. Peligra la supervivencia de muchas sociedades y de los sistemas de sostén biológico del planeta”.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 13 trata de “adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”, reconociendo al mismo tiempo que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático es el principal foro intergubernamental internacional para negociar la respuesta mundial al cambio climático.

Más concretamente, las metas asociadas al ODS 13 se centran en la incorporación de las medidas relativas al cambio climático en las políticas nacionales, la mejora de la educación, la sensibilización y la capacidad institucional respecto de la mitigación del cambio climático, la adaptación a él, la reducción de sus efectos y la alerta temprana. Las metas a y b del ODS 13 también exigen el cumplimiento del compromiso contraído en la CMNUCC y la promoción de mecanismos para aumentar la capacidad para la planificación y gestión eficaces en relación con el cambio climático en los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo.

El documento final de la Conferencia Río+20, “El futuro que queremos”, subraya que el cambio climático representa un problema mundial inevitable y urgente con consecuencias a largo plazo para el desarrollo sostenible de todos los países. A lo largo del documento, los Estados Miembros expresan su preocupación por el continuo aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y la vulnerabilidad de todos los países, en particular los países en desarrollo, a los efectos adversos del cambio climático. Ante estas preocupaciones, los Estados Miembros pidieron la máxima cooperación y participación de todos los países para lograr una respuesta internacional eficaz y adecuada al cambio climático.