United NationsDepartamento de Asuntos Económicos y Sociales Desarrollo Sostenible
Temas

Océanos y mares

Descripción

Los océanos, los mares y las zonas costeras constituyen una parte integral y esencial del ecosistema de la Tierra, y son esenciales para el desarrollo sostenible. Abarcan más de dos tercios de la superficie terrestre y contienen el 97 % del agua del planeta. Los océanos contribuyen a la erradicación de la pobreza al generar medios de vida sostenibles y trabajo decente. Más de 3.000 millones de personas dependen de los recursos marinos y costeros para su subsistencia. Además, los océanos son cruciales para la seguridad alimentaria y la salud humana a nivel mundial. También son el principal regulador del clima mundial y un importante sumidero de gases de efecto invernadero, y nos proporcionan agua y el oxígeno que respiramos. Por último, los océanos albergan enormes reservas de biodiversidad.

La importancia de los océanos para el desarrollo sostenible goza de un amplio reconocimiento en la comunidad internacional y está plasmada en el capítulo 17 del Programa 21, en el Plan de Aplicación de las Decisiones de Johannesburgo y en diversas decisiones adoptadas por la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible. La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio subraya que todos los seres humanos dependen de los ecosistemas de la Tierra y de los servicios que estos proporcionan. En el documento final de la Conferencia Río+20, “El futuro que queremos”, los Estados Miembros pidieron “enfoques holísticos e integrados del desarrollo sostenible” que llevasen a “la humanidad a vivir en armonía con la naturaleza” y condujesen a la “adopción de medidas para restablecer la salud y la integridad del ecosistema de la Tierra”. En este contexto, destacaron, entre otras cosas, la importancia de “la conservación y el uso sostenible de los océanos y mares y sus recursos para el desarrollo sostenible, en particular debido a su contribución a la erradicación de la pobreza, el desarrollo económico sostenido, la seguridad alimentaria, la creación de medios de vida sostenibles y trabajo decente”, etc. En consecuencia, la propuesta del Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible presentada a la Asamblea General de las Naciones Unidas en agosto de 2014 contenía el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 14, cuyo objetivo consiste en “conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible”. Las cuestiones relacionadas con los océanos y los mares se abordan en las diez metas del ODS 14, así como en muchos otros ODS conexos, en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el documento final de la cumbre de las Naciones Unidas para la aprobación de la agenda para el desarrollo después de 2015, en 2015.

Para que los océanos, los mares y los recursos marinos contribuyan correctamente al bienestar humano, es necesaria la integridad de los ecosistemas, con procesos biogeoquímicos y físicos que funcionen correctamente. Para ello, no se necesitan sistemas imperturbables, sino sistemas que no hayan sufrido daños graves o irreversibles. La integridad de los ecosistemas posibilita la prestación de los denominados servicios ecosistémicos de apoyo, los cuales, a su vez, sientan las bases de importantes servicios ecosistémicos de regulación, aprovisionamiento y culturales que revisten una relevancia crucial para los seres humanos. Aunque los beneficios que proporcionan los océanos, los mares y los recursos marinos son importantes para todas las personas, es posible que el bienestar de los pobres, los pueblos indígenas y los grupos vulnerables con una gran dependencia de los recursos naturales y los servicios ecosistémicos esté especialmente ligado a esos beneficios. El vínculo entre los océanos, mares y recursos marinos y el bienestar humano no es unilateral. Si bien el aumento del bienestar humano se obtiene frecuentemente a costa de la integridad de los ecosistemas, también puede tener el potencial de reducir los efectos antropogénicos negativos sobre el medio marino, por ejemplo, gracias a un uso más sostenible de los recursos, a cambios en los patrones de producción y consumo, y a una mejora de la gestión y el control de las actividades humanas. Sin embargo, para que esto ocurra, se necesitan una buena gobernanza y un entorno propicio.

Los océanos, los mares y los recursos marinos son objeto de amenazas, degradaciones y destrucciones cada vez mayores por causa de las actividades humanas, lo que reduce su capacidad de ofrecer servicios ecosistémicos cruciales. Los tipos de amenazas más importantes son, entre otros, el cambio climático, la contaminación marina, la extracción insostenible de recursos marinos y las alteraciones y la destrucción físicas de los hábitats y paisajes marinos y costeros. El deterioro de los ecosistemas y hábitats costeros y marinos está afectando negativamente al bienestar humano en todo el mundo.

Para reducir los efectos antropogénicos negativos sobre el medio marino, se necesitarán una buena gobernanza, un entorno propicio, actividades humanas terrestres y marinas sostenibles y medidas adecuadas, por ejemplo, un uso más sostenible de los recursos, cambios en los patrones de producción y consumo, y una mejora de la gestión y el control de las actividades humanas. Lo ideal es que los proyectos y las medidas se diseñen y se apliquen de forma integrada, intersectorial y a diversas escalas, de acuerdo con el enfoque ecosistémico y con la participación de todas las partes interesadas.

El bienestar humano no se puede lograr sin la protección y la conservación del ecosistema de la Tierra. Para mantener la calidad de vida que los océanos han proporcionado a la humanidad, conservando al mismo tiempo la integridad de sus ecosistemas, será necesario un cambio en la forma en que los seres humanos ven, gestionan y utilizan los océanos, los mares y los recursos marinos.

Para obtener más información y documentos sobre este tema, visite este enlace.

Lisbon UN Ocean Conference

The ocean covers 70 percent of the Earth’s surface, is the planet's largest biosphere, and home to up to 80 percent of all life in the world. It generates 50 percent of the oxygen we need, absorbs 25 percent of all carbon dioxide emissions and captures 90 percent of the additional heat generated from those emissions. It is not just ‘the lungs of the planet’ but also its largest carbon sink - a vital buffer against the impacts of climate change.

It nurtures unimaginable biodiversity and produces food, jobs, mineral and energy resources needed for life on the planet to survive and thrive. There is a great deal we still do not know about the ocean but there are many reasons why we need to manage it sustainability - as set out in the targets of Sustainable Development Goal 14: Life Below Water.

The science is clear – the ocean is facing unprecedent threats as a result of human activities. Its health and ability to sustain life will only get worse as the world population grows and human activities increase. If we want to address some of the most defining issues of our time such as climate change, food insecurity, diseases and pandemics, diminishing biodiversity, economic inequality and even conflicts and strife, we must act now to protect the state of our ocean.

Read more here.

First UN Ocean Conference (2017, New York)

Our oceans, our future: partnering for the implementation of Sustainable Development Goal 14

The high-level United Nations Conference to Support the Implementation of Sustainable Development Goal 14: Conserve and sustainably use the oceans, seas and marine resources for sustainable development (informally, The Ocean Conference) was convened at United Nations Headquarters in New York from 5 to 9 June 2017, coinciding with World Oceans Day, to support the implementation of Sustainable Development Goal 14. The Governments of Fiji and Sweden held the co-hosting responsibilities of the Conference.

Read more here.

Special Envoy for the Ocean

Peter Thomson

 

Learn about the latest activities of Peter Thomson, Special Envoy for the Ocean

Background

At the high-level United Nations Conference to Support the Implementation of Sustainable Development Goal 14 (SDG 14) - The Ocean Conference - held in June 2017 at UN headquarters in New York, close to 1,400 voluntary commitments for concrete action to advance implementation of SDG 14 were made by governments, the United Nations system, civil society organizations, academia, the scientific community, and the private sector. These commitments, together with the Conference outcome document Our Ocean, Our Future: Call for Action, mark a global breakthrough on the path to sustainable management and conservation of our oceans, seas and marine resources.

Each of the Ocean Conference voluntary commitments addresses one or several of the SDG 14 targets, often with associated positive impact on other SDGs, including for example SDG 3 on good health and well-being and SDG13 on climate action, among others.

To follow-up on the implementation of these voluntary commitments; to catalyze and generate new voluntary commitments; and to facilitate collaboration and networking amongst different actors in support of SDG 14, the United Nations have launched nine thematic multi-stakeholder Communities of Ocean Action.

Each community is coordinated by designated focal points who work together with United Nations Secretary-General's Special Envoy for the Ocean, Ambassador Peter Thomson, and the UN Department of Economic and Social Affairs in carrying out the activities.

For more information, visit: https://sdgs.un.org/topics/oceans-and-seas/coas