United NationsDepartment of Economic and Social Affairs Sustainable Development

Colombia

1
Intervención de la delegación de Colombia
Reunión Preparatoria Intergubernamental
17º Período de sesiones de la Comisión de Desarrollo Sostenible
Nueva York, 24 de febrero de 2009
Señora Presidenta,
Mi delegación se asocia a la declaración presentada por Sudán, en nombre del
Grupo de los 77 y China.
Los complejos desafíos mundiales en materia de desarrollo sostenible,
acentuados por la coyuntura económica, reafirman el carácter fundamental de la
revitalización de la agricultura y el desarrollo rural. El nuevo impulso al sector rural
debe estar respaldado por acciones más amplias de cooperación en relación con la
creación de capacidades, la transferencia de tecnología y una mayor acceso a los
mercados internacionales para los productos de los países en desarrollo.
Es indispensable que esta Comisión consolide consensos que favorezcan el
apoyo a las políticas y acciones nacionales en materia de desarrollo rural, para
favorecer, entre otras prioridades, el suministro y crecimiento estable de los mercados
agrícolas y alimentarios, el impulso a las formas asociativas y empresariales para la
generación de empleo rural y el acceso a factores productivos, como la tierra.
Así mismo, Colombia coincide, en este contexto, con la conveniencia de
abordar el tema de la energía, como se ha expresado en la declaración del Grupo de
los 77 y China. Es necesario profundizar la apuesta internacional por la
diversificación energética, así como por un mayor desarrollo y uso de energías
renovables. Prestar mayor atención al sector de las energías renovables no es un lujo,
sino una precondición en el ámbito del desarrollo sostenible y desarrollo rural. Es
necesario facilitar la inversión e incentivar la transformación de la economía de la
energía.
En el caso de mi país, la producción y uso de alternativas de energía renovable
constituyen un elemento central en las políticas nacionales en materia de agricultura,
de desarrollo rural y energía. Contamos con una política de uso y producción de
biocombustibles, a partir de cultivos de alto rendimiento como la caña de azúcar, que
no han implicado el reemplazo de tierras fértiles para la producción de alimentos, ni
la reducción de la oferta agroalimentaria nacional. Por el contrario, la producción,
realizada en armonía con políticas de seguridad alimentaria y protección ambiental, ha
significado una positiva experiencia en mi país. Ha contribuido a expandir el sector
agropecuario, a generar miles de nuevos empleos rurales, estimular la inversión, la
2
investigación y el desarrollo tecnológico, e impulsar la productividad en tierras
subutilizadas. Igualmente, ha representado avances en materia de abastecimiento
energético, así como beneficios en materia ambiental, con la implementación de
políticas y legislación relativas a la masificación del uso.
Creemos que el enfoque de la Comisión en esta área, señora Presidenta, debe
ser un enfoque que promueva la producción y uso de los biocombustibles desde la
perspectiva del desarrollo sostenible, desde la perspectiva de la cooperación. Debe ser
un enfoque objetivo, informado, que evite las conclusiones preestablecidas, y que
favorezca el intercambio de experiencias, incluidas las positivas experiencias de países
en desarrollo, que se suman a la vanguardia en materia de tecnología, de legislación y
de cooperación sobre la producción y uso de biocombustibles.
En este contexto, hacemos eco de las consideraciones realizadas por la Unión
Africana y Brasil, en el marco de las discusiones de agricultura, en el sentido de
promover la cooperación, incluida la cooperación Sur-Sur en este campo.
(DELIVERED UP TO HERE)
Señora Presidenta,
El debate entre la producción de alimentos y producción de combustibles, es
un debate que debe tomar en cuenta el contexto internacional más amplio. La
producción de biocombustibles no existe en el vacío. Existe en un contexto de
creciente demanda alimentaria, de creciente demanda energética, de alta volatilidad en
los precios de los productos básicos, y de urgencia de acelerar el desarrollo rural y el
avance hacia los ODM.
Es también clave tener en cuenta que muchas de las ineficiencias existentes en
las estructuras productivas del sector rural y de producción de alimentos, responden
al mantenimiento de subsidios y prácticas comerciales que distorsionan las realidades
de mercado y han desestimulado notoriamente la inversión y el avance del sector rural
en los países en desarrollo. Cualquier debate en este campo, debe abordar
desequilibrios del sistema internacional de comercio y promover el avance en la
reducción de medidas proteccionistas y subsidios agrícolas, que adquiere hoy un
sentido de urgencia.
Muchas gracias.
Stakeholders