United NationsDepartment of Economic and Social Affairs Sustainable Development

Argentina

Declaración de la Argentina sobre Desertificación
La Argentina se asocia a lo expresado por Sudan en nombre del Grupo
de los 77 y China.
En primer lugar, deseo informar que la Argentina será la sede de la
próxima COP9 de Desertificación, a realizarse en Buenos Aires del 21
de septiembre al 2 de octubre de 2009.
Es importante recalcar que la sequía es un precursor de la
desertificación y la degradación de las tierras. A su vez, en nuestra
opinión es necesario vincular las estrategias para combatir la
desertificación y la sequía con las estrategias de adaptación al
cambio climático, dado que se retroalimentan. Además, desertificación
y pobreza son dos fenómenos que se potencian mutuamente. En efecto, la
población que habita en zonas áridas se encuentra por debajo de la
línea de la pobreza en porcentaje mucho mayor al que se encuentra en
las regiones húmedas, en donde el nivel de vida suele ser mayor.
Dada la estrecha vinculación entre lucha contra la desertificación,
lucha contra la pobreza y el desarrollo sostenible, consideramos
fundamental fortalecer a la UNCCD y las sinergias con dicho régimen.
La deforestación tiene un impacto importante en la erosión de los
suelos, y por ello consideramos relevante promover las leyes internas
de bosques y su efectiva ejecución.
La Argentina enfatiza el valioso aporte de las comunidades locales y
de la sociedad civil en la identificación de buenas prácticas y el
diseño de medidas para combatir la desertificación. En especial,
subrayamos la relevancia de los conocimientos tradicionales en lo que
respecta al manejo de agua y cosecha de agua de lluvia, lo cual es
importantísimo para el desarrollo de la agricultura de pequeña escala
en tierras secas.
Asimismo, creemos que el desarrollo e implementación de adecuados
sistemas integrales de monitoreo y alerta temprana son elementos
claves en la lucha contra la desertificación. Este tipo de sistemas de
monitoreo es importante para la Argentina ya que es el país de
América Latina con mayor superficie árida, semiárida y sub húmeda
seca, abarcando el 75% del territorio. Por ello, se está desarrollando
en el país así como en otros países de otras regiones el sistema de
Evaluación de la Degradación de Tierras en Zonas Áridas, un proyecto
internacional dirigido a evaluar el alcance y las causas de la
degradación de tierras en zonas áridas.
En este contexto, quisiera subrayar la importancia de la capacitación
no sólo de los expertos, sino también de los productores, dueños u
ocupantes de los predios donde se realizan los estudios, sobre los
métodos de campo básicos para medir degradación de tierras. También
es fundamental la
transferencia de tecnología y la identificación de buenas prácticas
de manejo por región, incluyendo prácticas de mitigación,
rehabilitación o prevención. Sería conveniente que dicha información
sea compilada y difundida a fin de posibilitar un proceso de learning
by doing.
Para concluir, consideramos de vital importancia concientizar y
sensibilizar a la opinión pública acerca de la problemática de la
Desertificación a fin de posicionar este tema dentro de las
prioridades de la agenda política. Ello generara la consiguiente y
necesaria expansión e incremento de los recursos para financiar el
combate a la desertificación.
Muchas gracias
Stakeholders