United NationsDepartment of Economic and Social Affairs Sustainable Development

Bolivia

Intervención de la delegaron de Bolivia en la reunión
Intergubernamental Preparatoria para la 17 sesión de la Comisión de
Desarrollo Sostenible. New York, 25 de febrero 2009.
Sra presidenta:
La delegacion de Bolivia se adhiere a la declaración formulada por Sudan en nombre
del G77 y China, asimismo agradece el apoyo de la republica de Ecuador a nuestra
propuesta de declarar un día internacional de la madre Tierra.
Bolivia enfrenta un enorme desafió en lo que refiere al tema de la tierra y el territorio.
Nuestro país vive actualmente las consecuencias de la aplicación de un modelo
económico neoliberal que potenció la distribución injusta de a tierra en desmedro de las
pequeñas propiedades agrarias y del propio medio ambiente. Este modelo alentó la
concentración de enormes cantidades de tierra en manos de muy pocas personas que en
su mayoría se dedicaron a la especulación de la tierra y a obtener créditos con
propiedades agrarias otorgadas gratuitamente y que nunca se trabajaron. Incluso, pocos
años atrás fue posible que una vaca poseyera 5 hectáreas de tierra, lo que supone mucho
mas que a propiedad de un campesino en el altiplano que escasamente llega a 1
hectárea.
Pocos anos atrás en nuestro país fue posible que una vaca pudiera tener 5 hectáreas, mas
tierra que una familia indígena Frente a estos problemas el gobierno boliviano ha
propuesto un nuevo modelo aprobado en la nueva constitución que imponen nuevos
criterios que regulan la extensión y la distribución de la tierra poniendo limites al
latifundio y a los usos especulativos..
En nuestra nueva constitución la tierra no se entiende de manera aislada, sino dentro de
un sistema más amplio que nosotros denominamos Territorio, que supone tanto los
bosques, como el agua, el cielo, el suelo y el subsuelo, del que también forman parte las
comunidades indígenas. Este es un enfoque integral cuyo fundamento nace de la mirada
holistica de los pueblos indígenas sobre la naturaleza.
El Estado es el garante de la propiedad de la tierra, éste protege y garantiza dos tipos de
propiedad: la individual y la comunitaria o colectiva, asimismo reconoce dos tipos de
funciones, la económica para usos empresariales y la social para los territorios
indígenas.
La función social supone el uso de la tierra por los pueblos indígenas, originarios y
campesinos, así como la pequeña propiedad de subsistencia que están garantizados por
el Estado.
Por su parte la propiedad económica social supone el uso de la tierra para actividades
productivas y esta sujeta a revisión periódica. El trabajo es el criterio fundamental para
la adquisición y conservación de la tierra, por tanto, Bolivia prohíbe el latifundio
entendido como la tenencia improductiva de la tierra o aquella en que se aplican
sistemas de servidumbre, semiesclavistud o esclavitud en la relación laboral. El
incumplimiento de la función económica en nuestro país es causal de reversión sin
indemnización,
Por falta de tiempo solo mencionaré que la Nueva Constitución política de Estado ha
incorporado sistemas participativos en la gestión de la tierra, de los bosques, y el agua,
reconociendo los sus, costumbres y sistemas consuetudinarios de los rublos indígenas.
Finalmente, recogiendo las preocupaciones sobre la inclusión del tema de género en los
temas agrarios, queremos compartir con ustedes dos logros fundamentales al respecto.
El primer: el reconocimiento de la titularidad femenina de la tierra, debido a que gracias
a la aceleración de los procesos migratorios, la pobreza agraria ha adquirido en Bolivia
un rostro femenino. Segundo: la incorporación de las mujeres campesinas indígenas en
las decisiones políticas de Estado a través de sus propias organizaciones, siendo uno de
los mayores logros la incorporación de una mujer indígena en el Ministerio de Tierras y
Agricultura.
Muchas gracias por su atención.