United NationsDépartement des Affaires Économiques et Sociales Développement Durable

Proyecto de Desarrollo Sustentable de San Crisanto

Fundación San Crisanto, A.C. (
N/A
)
    Description
    Intro

    Nuestras prácticas son endógenas: participación, organización, gobernanza, asambleas, capacitación y proyecto sustentable de largo plazo. San Crisanto se encuentra al centro de la Costa Norte de Yucatán, excepto el cocotero sin vocación agrícola ni pecuaria, con turismo estacional de playa. El ejido tiene 35 ejidatarios, la comunidad unas 56 familias y 600 habitantes. La zona es afectada directa o indirectamente por tormentas tropicales que cruzan la península de Yucatán, que aumentan su frecuencia y daños debido al calentamiento global, la resiliencia es parte de nuestra cultura y nos ha llevado a crear mecanismos de reactivación ambiental, económica y social de corto plazo.

    Description

    • Extender la operación del Plan de Desarrollo Sustentable de San Crisanto al 2030. • Fortalecer la biodiversidad como base del desarrollo social y económico de la comunidad. • Procurar ingreso mínimo estable durante el año a quienes trabajan en el ejido. • Generar una derrama económica permanente para los pequeños negocios familiares que proveen bienes, servicios y abasto a la comunidad y a los paseantes. • Elevar la participación social con la Junta de Pobladores y el Consejo de Desarrollo Sustentable de San Crisanto en la mejora de la calidad ambiental, el nivel educativo y los servicios de salud. • Reducir la huella ecológica de la comunidad y de los bienes y servicios provisto con la eficiencia del uso del agua y de la energía. • Concretar la venta de bonos de carbono mediante la certificación de la línea base y anualidades de captura.

    Contribution to SDG Implementation

    El Proyecto de Desarrollo Sustentable de San Crisanto inició en el año 1995, encajó en el ODS 15, meta 15.1. Opera la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de su manglar de cuenca irrigado por 40 cenotes y el humedal salino, rehabilita áreas para que la intrusión salina no llegue a las zonas de selva baja espinosa. El proyecto de Paseos en el Manglar en un espacio reducido genera 20 empleos y la mitad de los ingresos contables del Ejido San Crisanto, atrajo 25 mil visitantes en 2019, dejando importante derrama económica en la comunidad por consumo.

    Implementation methodologies

    San Crisanto se funda en 1980 en 1450 hectáreas, ejido y comunidad toman decisiones endógenas en su desarrollo, establecen alianzas con ONG, instancias educativas, de investigación y fondos. En 1995 nace su Proyecto de Desarrollo Sustentable de San Crisanto a 30 años para acelerar la resiliencia por el impacto del huracán Gilberto en 1986, las tormentas tropicales Opal y Roxana afectan en 1994, hay apoyo de NAWCA. Los ejidatarios constituyen en 2001 la Fundación San Crisanto, A.C. En 1999 se forma la UMA Manglar San Crisanto e inicia el monitoreo del manglar y cocodrilos. Los resultados sociales y ambientales son reconocidos con el Premio Nacional al Mérito Ecológico 2000. En 2001 se formalizan el proyecto de ecoturismo y el hospedaje K’anab Nah. En 2002 el huracán Isidoro destruye 99% del manglar. En 2003 ejido y comunidad establecen salvaguardas sociales y ambientales para resiliencia y se forma el Consejo de Desarrollo Comunitario de San Crisanto con un Plan Estratégico de Desarrollo Sustentable, se organizan los sectores productivos de la comunidad. En 2005 inician programas de servicios ambientales al manglar. Se reconoce a San Crisanto con el Arbor Day Award 2006 y con el Premio de la Iniciativa Ecuatorial 2010, entre otros a la fecha. En 2011 el ejido San Crisanto se diversifica hacia la captura de CO2 y venta de bonos, en 2018 se fortalece con Climate Action Reserve. En 2020 toda la actividad económica caen por la contingencia del COVID-19 y 7 tormentas tropicales. Climate Seed contacta con Fundación San Crisanto buscando bonos de carbono de manglares y acuerda un financiamiento a cambio de mercado. Se forma la Junta de Pobladores para fortalecer la participación social en el proceso de resiliencia. El Proyecto a 30 años y salvaguardas son nuestra clave.

    Results

    Partiendo de cero en 2002, para 2020 el manglar de San Crisanto es reconocido como uno de los mejor conservados de Yucatán, se capturaron145210 toneladas de carbono aéreo equivalente en una superficie de 1020 hectáreas (850 de manglar y el resto de selva baja caducifolia). El ejido hace trabajo cooperativo y sus áreas productivas servicios ambientales, ecoturismo, están centralizadas, operan como un sistema de producción que posibilita un ingreso de 2 a 4 salarios mínimos todo el año, sea inmediato o por reparto de beneficios equitativo al trabajo aportado. Los ingresos contables del ejido en 2019 por paseos al manglar son lo relevante en este caso $1.5 millones/año, fueron atendidos por 4 operadoras permanentes con salario y 16 guías no ejidatarios que reciben 20% del valor del boleto vendido más propinas. Ejidatarios y no ejidatarios tienen ingresos por otras actividades particulares. Hay educación ambiental frecuente y se promueve el crecimiento ordenado de la comunidad.

    Factors and Constraints

    La continuidad del Proyecto de Desarrollo Sustentable de San Crisanto se facilitó luego del 2015 por compromiso del gobierno con los ODS y de empresas responsables apoyando proyectos forestales y de manglares, importantes porque el calentamiento global impacta la parte baja de las cuencas y en el litoral con las tormentas tropicales. Los monitoreos mejoraron con apoyo del Instituto Técnológico de Mérida, la metodología de Climate Action Reserve y el fondeo de ClimateSeed Francia. El cambio político de 2018 creó incertidumbre, cambio de prioridades y recortes a los servicios ambientales y ecoturismo. El beneficio/costo es 1, en 2020 cayó a 0.

    Sustainability and replicability

    El aprovechamiento no extractivo del manglar es el mayor ingreso de San Crisanto, el ejido y la comunidad, y es un canal de 1200 metros de largo por 2 de ancho que llega a un cenote de los 40 que hay en el manglar. La aventura en el manglar, la interpretación que hace el guía sobre la naturaleza visible e invisible, y de nadar en un cenote con tiempo limitado a 20 minutos aproximados. Los paseantes llegan todo el año. La limpieza de canales y cenotes mejora la calidad del agua y la biodiversidad de la ictiofauna, y de las aves. Hay mayor riqueza escénica fuera del manglar y en la playa del ejido (hospedaje K’anab Nah y balneario Sac Ha), pero el atrae el halo de misterio. Son reproducibles en otros sitios los servicios ambientales, el turismo de aventura, la organización, mejora de atención al cliente y servicios pertinentes, la conexión sistémica de elementos económicos del ejido como estrategia y la diversificación de actividades en la comunidad que reduce la presión social.

    COVID-19 Impact

    San Crisanto sólo tuvo 2 casos recuperados. El nexo entre el manglar y la economía local se demostró porque las medidas de contingencia epidemiológica impidieron el flujo de turistas de marzo a octubre de 2020, en noviembre se reabrió la comunidad, el hospedaje K’anab Nah y el balneario Sac Ha, los paseantes empezaron a regresar pero los afluentes subterráneos aumentaron el nivel de aguas en el manglar y en las casas, permitiendo paseos hasta el mes de diciembre. La economía local padeció también, las tormentas dificultaron la pesca, cayo el empleo en torno de los servicios y la falta de liquidez. La recuperación comenzó en agosto, con fondos propios se hicieron manuales de prevención, se capacitó en la reactivación del turismo y se rehabilitó la infraestructura. Se consiguió un crédito con garantía ejidal.

    N/A
    N/A
    False
    This initiative does not yet fulfil the SMART criteria.
    Share
    Timeline
    01 May 1995 (start date)
    30 April 2030 (date of completion)
    Partners
    N/A
    SDGs
    N/A
    More information
    N/A
    Contact Information